Valdivia y otro autogol de la ANFP

Fueron 25 años de infierno, desaparición y reinvención, hasta que finalmente la ciudad de Valdivia consiguió el perseguido objetivo de volver al Fútbol profesional. La comunidad del «Calle Calle» esta vez no inflaba el pecho por alguna gracia de los suyos en el Remo o por las clavadas de su reconocido equipo de Basquetbol, lo hacía por la ‘redonda’ y lo festejaron a lo grande, como corresponde cuando las cosas se hacen con seriedad, vinculo social, sudor y ganas.

Sin embargo, la celebración y la promesa de crecimiento ha quedado en suspenso y atorada, pues el club, que por supuesto deviene del mundo amateur, ahora debe pagar 1.200 millones de pesos -cerca de dos millones de dólares- para afiliarse a la ANFP y poder competir en el lugar que se ganaron en cancha. Sí, qué duda cabe, una cifra absolutamente desproporcionada, inviable en cuanto a su retorno y que aclara los objetivos iniciales de la medida: inmovilidad, deformación competitiva y necesidad de mecenas o grandes empresarios que salvaguarden los ineficientes mecanismos de subsistencia del fútbol chileno.

Si bien es cierto que este es un marco heredado por Sergio Jadue, la actual directiva se siente bastante cómoda con la disposición, desnudando que más allá de las caras, la idea que sostiene la industria futbolística vive un proceso deformado y únicamente ligado al espacio económico.

Valdivia lo hizo bien, generando un proyecto, movilizando a sus hinchas, trabajando con las inferiores -muchos de los actuales cracks que lograron el campeonato provienen de ellas-, pero nada de eso tiene sentido si no están esos 1.200 millones de pesos.

Seguramente en una medida nacional se dilatará la forma de pago, se estirará la discusión, se dirá que Valdivia lo sabía antes de jugar (¿y qué iba hacer? ¿no intentarlo?), y todo el verso gastado que ya sabemos: the Chilean way y punto.

¿Vale 1.200 millones el Fútbol profesional chileno? La verdad parece que cada día vale menos, mucho menos. Otra muestra más de quienes son, otra distancia más con el hincha del fútbol, otra mierda más en el barro, otro autogol de la ANFP. #BB

Acerca de Roberto Meléndez 414 Articles
Creador de Barrio Bravo. 30 años. Viviendo en la playa y escribiendo. Delantero con poco compromiso defensivo. Galán de rachas... esperando que llegue la racha. Convencido de la validez y fuerza de esta idea. Agradecido de todos quienes le dan el aguante a este espacio. Salud.
Contacto: Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*