Rafa Márquez rompe el muro

Minuto 90. El legendario capitán mexicano sabe que no ha hecho un gran partido, fundamentalmente desde el momento en que debió salir Guardado a los 25 de la primera etapa y tuvo que hacerse cargo de la posición de volante central. No todo ha sido su responsabilidad, por supuesto. La displicencia de Herrera y el bajo cometido de Dos Santos se sumaron a un equipo de EE.UU que ha salido a devorarse físicamente a su rival en la segunda mitad.

El juego está 1-1.

El conjunto azteca inició voraz, acaso subrayado por el amor propio de disputar un encuentro en suelo gringo tras la elección como presidente de Donald Trump, quien no se cansó de violentar y generalizar con palabras y amenazas la identidad del pueblo mexicano. Y también porque es un clásico, y se juega en Ohio, probablemente el único lugar donde se puede ser realmente visita. Es más, desde 1972 que el Tri no lo derrota a domicilio por eliminatorias. Sí, 1972. Son generaciones, todos ellos en la cancha, los que no lo han hecho ni lo han visto. Pero luego del prometedor arranque, la potencia del local ha desdibujado a México.

Rafa Márquez, el capitán, se siente en deuda por el trámite y el destino de su partido, pero no se rinde y espera atento la oportunidad. Sabe que es ahora. Con 37 años todos lo jubilan pero él ama jugar, y aunque se le cuestione, a veces vaya al banco, o incluso ni lo convoquen, si puede dar una mano, mete combo, cuerpo y alma. Símbolo de muchos, desmitificando al defensa tosco con elegancia, y llevando su bandera a lo alto de Europa cuando el resto se guardaba cómodo en la falda de los dólares de su liga, necesita más. Ese es su sello, su gen competitivo; por algo jugó en Barcelona.

Viene el tiro de esquina, él se hace el loco, gira la cabeza, habla, da indicaciones. El balón comienza a viajar por el aire y avanza al primer palo decidido, ni el diablo ni dios ni los complejos acumulados lo detienen, y de un brinco peina el balón sacudiendo la red. Rompe el muro, cambia la historia y México gana. EE.UU 1, México 2.
Rafa Márquez, el muchachito de la película, el crack de siempre. No podía ser diferente. #BB

Acerca de Roberto Meléndez 414 Articles
Creador de Barrio Bravo. 30 años. Viviendo en la playa y escribiendo. Delantero con poco compromiso defensivo. Galán de rachas... esperando que llegue la racha. Convencido de la validez y fuerza de esta idea. Agradecido de todos quienes le dan el aguante a este espacio. Salud.
Contacto: Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*