No cambies nunca, Gennaro

Donnarumma cumplió hace dos días 19 años. Esta ha sido su temporada más difícil: pasó de ser el regalón de la hinchada rossonera a uno de los más criticados cuando se filtró que se sintió presionado al momento de renovar su contrato. Lo trataron de lo peor, a tal punto de reventar en llanto en el camarín del equipo. Esa misma semana, el mítico Gennaro Gattuso, quien se hacía cargo del club de Milán, lo respaldó públicamente, claro que en su estilo, al primer partido en el que vio dudas de su arquero lo empapeló a garabatos e incluso lo amenazó: “Haz lo que te digo o te destruiré en la semana”. Aquellas palabras fueron noticia en un equipo que iba a los tumbos y del que muy pocos confiaban. “Está matando la confianza del joven”, alegó la misma prensa que filtró las dudas de un muchacho de 18 años de si renovaba o no su contrato. La gran joya y promesa del arco italiano vivía el peor momento de su carrera. Pero lo que Gattuso le pedía era precisamente que su confianza no se amilanara, que desechara esas dudas, porque el equipo lo necesitaba fuerte, sin temores.

Gattuso es un tipo pasional y le otorga a este juego una pulsión delirante, acaso necesaria frente a la indolencia con la que se envuelve actualmente como industria. Jugar por pasión.

El Milán no ha perdido este año, lleva cinco triunfos al hilo sin recibir goles, y Donnarumma es coreado por una hinchada reencatada. Todo parece haber cambiado: la realidad del equipo, las sensaciones en la cancha, lo que escribe la prensa, incluso la edad de Donnarumma…, pero no Gattuso. No cambies nunca, Gennaro. #BB

Acerca de Roberto Meléndez 413 Articles
Creador de Barrio Bravo. 30 años. Viviendo en la playa y escribiendo. Delantero con poco compromiso defensivo. Galán de rachas... esperando que llegue la racha. Convencido de la validez y fuerza de esta idea. Agradecido de todos quienes le dan el aguante a este espacio. Salud.
Contacto: Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*