Marcelo y Matías, dos ausentes

Uno salió inesperadamente de la nómina; el otro hace rato que no está. Marcelo Díaz y Matías Fernández han sido dos de los nombres más mencionados luego de quedar fuera de la última convocatoria de cara a Rusia.

Ambos tienen kilómetros de experiencia, cada uno un mundial en la espalda, duelos bravos en el cuerpo, la vieja y añorada mecánica aprendida, y entrada directa con el grupo duro. No obstante, ninguno pasa por su mejor momento. La pregunta que queda en el aire es si en reemplazo de ellos aparecen nombres actualmente potentes y serios que le brinden un salto de calidad relevante a la Selección.

Para varios, Díaz se sacó solo tras las últimas presentaciones; para otros, lo normal era que estuviera en el banco, llamarlo no dañaba, al contrario, sumaba; y también están los que creen que este carro lo tiraban pa’ adelante los de siempre, que quitar confianzas no era lo apropiado, porque ni Pulgar, ni Gutiérrez son Luka Modric. En junio, para el mundo, la Roja era un equipazo…

Y de Matías, bueno, esa sensación nostálgica, casi de realismo mágico, por ese jugador que hizo soñar, y tenerlo ahí, al menos para eso, porque quizás en el minuto 90 hay un penal y este, con 99 años de derrotas encima, te lo tira al ángulo. Y porque menos que Pinares y Valencia no es, asegura una galería importante.

¿Será que la posibilidad cierta de quedar fuera del mundial nos tiene a todos nerviosos y hacemos de esta última nómina un drama? Quizás. Pero también sabemos lo que calzan, sobre todo en un equipo rápido y necesitado, por más presente y últimas cagadas, que tienen ambos con la pelota en los pies. #BB

Acerca de Roberto Meléndez 376 Articles
Creador de Barrio Bravo. 30 años. Viviendo en la playa y escribiendo. Delantero con poco compromiso defensivo. Galán de rachas... esperando que llegue la racha. Convencido de la validez y fuerza de esta idea. Agradecido de todos quienes le dan el aguante a este espacio. Salud.
Contacto: Twitter

1 comentario en Marcelo y Matías, dos ausentes

  1. Creo que cuando estamos en momentos de desesperación, la nostalgia y el “romanticismo” priman, además de la inagotable fe que le tenemos algunos hinchas a Matías Fernández, esperando ver su versión de ese Colo Colo tan ganador, esperando ver la versión que lo consagró como el mejor de América y que le brindó tantos elogios de los periodistas trasandinos en la Sudamericana 2006, cuando hasta estuvo diciéndose al otro lado de la Cordillera, que nuestro Mati podía perfectamente defender la albiceleste, porque tenía madre Argentina y había nacido en el país vecino. Pese a su bajo rendimiento de la actualidad, Matías rinde por la Selección, entra y sus habilitaciones son poéticas, no podemos negarlo y siento que, si Pizzi está optando por Felipe Gutiérrez, perfectamente la carta debería ser Matías, que tiene un nivel superior.

    Con respecto a Marcelo Díaz, no lo crucifiqué por sus errores groseros ante Alemania y Bolivia, tampoco le tiré más leña al fuego cuando ante Paraguay no metió la pierna, pero el Carepato está dramatizando demasiado este “no llamado”, en vez de sumar, está restándole a un equipo que más que nunca, necesita apoyo.

    En la nómina local, extrañé a Lorenzo Reyes, de gran pasar en Universidad de Chile. En la nómina internacional, por qué no llamar a Esteban Pávez? En fin, son cuestionamientos validos, pero por ahora la fe sigue intacta y el apoyo incondicional a esta Selección que nos ha dado tanto!

    ¡VAMOS CHILE MIERDA!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*