Entrevista al Baca

La otra entrevista: GENTE POCO IMPORTANTE #2
Habíamos quedado y está inubicable. Cuando pienso renunciar a la empresa, un llamado suyo. Su voz arrastra las cicatrices de la rumba y por el tono, la piscola le ganó a la falda. A veces pasa, muchachas, no es su culpa.
Es Francisco Ilabaca, 30 años. Pasó por varias carreras, pero ‘calculo’ siempre le recordó que la cosa no iba por ahí. Tal vez debió intentarlo en el fútbol, pero se saben los prejuicios y esa idiota idea de lo seguro, que invita a hacer lo que todos sin buscar realmente lo que hay en uno. Hoy aprende del oficio de la construcción y desde bien abajo, ha ido conociendo sus detalles, avanzando y reconociendo el orgullo de hacer algo bien hecho. Ya no está tan abajo y su rostro, placido y ganoso, así lo demuestra.
Llego a su casa y me espera con todo armado. Hacendoso, tiene lista la música, algo para comer y los vasos hechos. Extravagantemente para cualquier testosterona que se precia de tal, tiene todo limpio y ordenado. Se le ve cansado, pero la noche ya se aproxima y eso hace brillar sus cogollos en el pelo. Conversamos de lo típico: fútbol, mujeres y lo que nos espera para hoy. ‘¿De qué va todo esto?’ me pregunta entre risas aunque algo preocupado. No se lo explico y le digo, ‘juguemos’, apuntando unos cachos que están encima de la mesa.
La sinceridad es un buen talento y en él habita, aunque no en este juego y el ‘As’ que me propone está claro que no existe. Le ‘dudo’.
Un cigarrito y me confiesa que hay una chiquilla por ahí. Me la describe completa, completita y hacemos un salud. Me muestra sus whatsapps, se le ve entusiasmado, pues es de esa clase de hombres que se amarran con el primer besito. Me confiesa que le está hablando más de la cuenta y que eso le preocupa. ‘A mi también me pasa’ le digo como para tranquilizarlo. No se tranquiliza. Nos lamentamos y reímos. Me dice que no puede parar, le sugiero que se jotee a más de una para que no la canse. Volvemos a reír y hacemos otro salud. En esta novedad de las relaciones escritas y la inmediatez, debemos comenzar a contemplar nuestras propias y originales metodologías.
Suena Jack Johnson y recordamos la playa, esos momentos de inocentes primeras rebeldías, amores y muchas cagadas. Subterra, playa y pichangas; una vuelta a la feria y papitas en el Hoyo. Su Algarrobo amado. También a la ‘Vecchia signora’, un Nissan Sentra color verde que ningún veinteañero soñaría con manejar pero que durante su juventud le dio casa y los mejores panoramas: viajes, besos y escapar.
La única vez que anduvo de millonario fue tras la reventa de unas entradas para el ATP de Viña, sí, el extinto torneo que demuestra que de deportes somos pura patria y boca. Le sobraban 5 entradas y Fernando González te las vendía. A las 3 AM ya no quedaba nada de eso, pero el equipo completo paseaba postre y con historias para los nietos. Es que así es nuestro personaje de hoy, desprendido y generoso, un volante central de todo grupo.
La amistad se descubre cuando el silencio no incomoda y cuando la generosidad nace de adentro, girando el espejo, observando al mundo, distinguiéndolo de uno pero haciéndolo parte a la vez. No es necesario ser un gran intelectual para viajar con sana filosofía.
Quizás eso vio su generación del Saint Georges que lo eligió como el mejor compañero de su generación. No en la babosa del sujeto ejemplo, en la astuta de percibir al tipo bueno, al que no le sale nada fácil pero camina optimista, lleno de ganas. Ese que tiene poco y lo comparte.
La sala de clases, un tormento. Sus alivios, el recreo y educación física, todo lo demás, angustia para el alma. Matemáticas, un lenguaje más confuso que sentimiento femenino. Dice la leyenda que conoció la biblioteca en alguna oportunidad y que leyó 40 páginas de ‘Hacía rutas salvajes’ de Krakauer. Libro muletilla que siempre sacaba del velador cada vez que una dama aparecía por su casa. Sigue en su velador y el marcador, tras varios años, sigue en la misma página.
Dentro de sus habilidades naturales, presenta una capacidad indiscutible para hacer papas fritas y todo lo que se ponga al mentón es capaz de darle equilibrio. Es más, participó en un programa de televisión, ‘Apuesto por ti’, pero se lo manyaron con la dificultad, hay que decirlo.
Bueno para dormir, paradójicamente siendo un animal de la joda y la noche. Como diría el bambino, le gusta tanto la noche que al día le pondría un toldo.
De familia futbolera, la redonda es una pasión que lleva consigo desde siempre, de ahí, los mejores asados, sus amigos, la fraternidad con sus hermanos mayores, el vinculo con su padre, el núcleo de su lenguaje.
Aparecen los Rolling Stones, BB King, Callejeros y Nicky Jam. Ya hay ganas de salir y el trago se nos va agotando. La conversación, eso si, ya fluye mejor. Es momento de partir:
P- ¿Qué significado tiene el fútbol para ti?
R- Significa todo, es mi mejor amigo. Lo juego desde que tengo uso de razón y lo hago porque me encanta ((dice rápido, sin presión)) . Hacer un gol o tapar un penal es como un orgasmo, por eso lo amo ((y pone cara de caliente, le sale natural)).
P- ¿Qué tipo de relaciones te ha generado el jugarlo?
R- Las mejores. Es difícil conocer malas personas en este deporte tan lindo ((exagera emocionado, pero así es el alcohol, la gente es más buena o más mala; siempre más linda)). Juego en dos equipos actualmente ((señala espontáneamente y continúa)), ‘Papión Sagrado’, un equipo de futbolito y ‘Canillas’ que es de 11. Mi vida sería mucho más mala si no estuvieran esos dos equipos ((finaliza y mira su celular, me indica que ya es momento de llamar un taxi)).
P- ¿Tu posición favorita?
R- ‘A lo perrito’ ((Me dice convencido. Le aclaro que le pregunto en el fútbol. Piensa un momento)). Lo que el equipo necesite, de arquero, atrás, al medio, adelante, la cuestión es jugar ((aclarando que lo importante es estar ahí adentro de la cancha y también exhibiendo en toda su expresión el duro transito del hermano chico. De figura, poco)).
P- ¿Qué relacionas cuando te digo: fútbol y tu viejo?
R- ((Cavila un momento largo)) Que nunca se mueran ((y el momento es especial. Su viejo es ‘El master’ y el apodo se lo ganó con derecho propio: ya mayor, dejó Santiago y el smog, los ladridos de su señora y se fue a la playa a vivir tranquilo, tomar piscola y ver cuánto partido de fútbol aparezca. ¿Si eso no es ser un ‘master’, entonces, qué es?)). Mi viejo es lo más bacán ((y en sus palabras, lentas y sentimentales, hay un hombre)).
P- Mencióname a tu jugador favorito; un estadio que te derritas por conocer; y el partido inolvidable de la selección.
R- ((Sigue en la idea anterior, pero llega el taxi y ya adentro de él, vuelve al presente. Le pedimos al jefe que suba la música: ‘Fortunate son’ de Creedence, vale más sonido)). Difícil el jugador, está lleno, pero la volea de Zidane al Leverkusen me sigue dejando ocupado; conocer el Bernabeú; y Chile 2 España 0 en Brasil 2014 ((El taxista se entromete y opina que Ronaldo. Un taxista que no opine genera desconfianza; al menos si te va a cagar, que converse)).
P- ¿Te gusta como juega la selección? ¿Sampaoli?
R- Sí, son unos guerreros. Se dio todo y creo en el factor suerte: buenos jugadores, buen DT, buena mentalidad. Justo se dio todo ((modera con los años que da pisar la cancha. Al taxista no le gusta Sampaoli, lo encuentra ‘mal agradecido con Chile’. En fin…))
P- Tu mayor alegría y pena en el fútbol.
R- Mi mayor alegría fue ganar la copa américa 2015, la viví a concho. No lo voy a olvidar nunca; la mayor pena ((su semblante cambia, irritado como si hubiese pasado ayer)) la final que perdí contra el Verbo Divino en el campeonato de la Católica 2004. Me metieron apenas 3 goles en todo el torneo y en la final perdimos por mi culpa. ¡Nunca debí haber salido a achicar! ((Y la jugada está impregnada en él como todo gran dolor, quizás, de los mayores. El taxista le sube el animo y cuenta su historia, una inverosímil en la que es la figura del equipo)).
P- Pasemos a otros temas. ¿Cuánto tiempo piensas en las minas?
R- El 99% del tiempo ((y mira su teléfono, quiere hablarle a la señorita, pero convenimos en que si ella no muestra interés y no habla, mejor desaparecer. Radical, pero está lleno de minas, esa es la máxima verdad. El taxista quiere meter la cuchara, pero no alcanza)).
P- ¿Tu mujer ideal?
R- Que me tenga paciencia y sea sincera ((dice como si esto fuese la revista miss 17)).
P- ¿En qué está tu corazón actualmente?
R- Solano, pero DISFRUTANDO ((me dice que lo de disfrutando lo ponga en mayúsculas. Al fin apaga su celular)).
P- ¿Alguna anécdota amorosa que te parezca irrepetible?
R- Estaba enamorado hasta las patas, pero era un amor irregular en el que siempre yo venía de atrás. Un día, me cansé, pesqué la foto que tenía de ella en mi billetera y la quemé ((con el taxista nos cagamos de la risa)). Prometí no hablar más de ella y pasar página. Pasó un tiempo, y cuando la vi, tate, me salió hasta cachita y de ahí, viento en popa con ella ((el taxista saca un encendedor y empieza a salir olor a quemado)).
P- ¿Te interesa la política?
R- ¡La odio! ((el taxista se suma a lo expresado por Francisco)). Sólo hace diferencias y casi todos son corruptos ((quedó claro que no le gusta)).
P- Pero, ¿te gusta Chile?
R- ¡Me encanta! Como país estamos creciendo, pero es por el esfuerzo de su gente y no por quienes dirigen. En la mayoría de las cosas estamos mejor, incluso a la hora de conversar temas que antes no se podían, pero los que manejan todo esto son puros viejos amargados que viven del pasado. Falta la fuerza de la juventud, pero de a poco se van a tomar el poder y vamos a ser un país mucho mejor ((finaliza bravo, y ya quedan dudas si de verdad le carga la política. Ni el taxista intervino)).
P- ¿Qué tipo de sociedad es este barrio?
R- Conservadora total, se le tiene miedo a la libertad de la gente. De arriba quieren decidir por ti ((ceño fruncido, su rostro ya es el de un político consumado. Ahora bien, independiente de la opinión, me gusta la fuerza con que lo dice. Abrimos la mamadera: está para sentencia de muerte, pero las ganas le dan su qué se yo. Un poco de redbull para que mejore y salud nuevamente. Llegamos a destino y hay olor a marihuana)).
P- ¿Se debe legalizar la marihuana?
R- ¡Pero por supuesto! Fumar no jode a nadie ((me pregunta si tengo uno; nos recagamos de la risa))
P- ¿Cómo ha sido tu experiencia en la construcción?
R- ((Se pone unas gotitas en los ojos y mientras hacemos la fila, responde)) Conocer la construcción fue algo espectacular, dejar algo que va a quedar para siempre es impresionante. Verlo y decir “yo hice esa casa” te llena de orgullo ((mira al horizonte, sus ojos se iluminan. Volteó, viene un grupo de chiquillas ‘otro toque’)). He aprendido todo lo posible y trabajar al aire libre es un lujo ((y expande sus brazos, así como planeando. Estaba buenazo)). Creo que encontré lo mío, pero igual no me cierro a nuevas experiencias en lo laboral ((me dice que les meta conversa)). Mientras más cosas se aprenden, uno crece más como persona ((ya está distraído y me insiste en que vaya donde las nenas)).
P- Y tiene la ventaja de ser un orgullo concreto ((le digo a modo de comentario))
R- Claro, tu lo ves, lo construido está ahí. Mi mayor orgullo, de hecho, es una casa que hicimos en Caleu, es preciosa.
P- ¿Cómo fue la reacción de tu familia cuando iniciaste este camino?
R- ((Duda un momento)) Al principio fue súper duro. Crecer con tu madre que te diga que tienes que ser profesional o no vas a ser nadie en tu vida, es complicado ((su cara se vuelve seria)). Vivir así es raro pero se puede ((sus amigos nunca le dieron la espalda y tal vez eso ayudó, al menos eso me dice mientras pagamos la entrada)). Todo depende de uno ((se envalentona)). Después que mi familia vino a mi cumpleaños este año, se dieron cuenta de lo que soy y lo que hago. Fue un momento muy especial porque me hicieron sentir más importante ((su cara se relaja, el apoyo actual parece haberle dado otro impulso)).
P- ¿Se puede avanzar en este país sin ser profesional?
R- En este país y en cualquier lado se puede avanzar, todo está en uno. La practica hace al maestro. Si uno quiere lograr algo, tiene que ponerle ganas y darle para adelante. Con ganas se aprende y se avanza ((¿qué tal?)).
P- Vienes de un colegio en donde la mayoría hizo un camino tradicional, cómo te ves tu dentro de esa realidad.
R- Me veo como uno más de esta sociedad, ni más ni menos. Creo en mi y en lo que puedo dar ((dice seguro y me arenga que saquemos a dos morenas que bailan con gracia)). Vivo el presente a concho, me gusta tener amigos, compartir socialmente, así que simplemente soy. Me preocupa entregar alegría, felicidad, esa es la única realidad que me preocupa ((Llegamos y nos dijeron que ¡NO!)).
P- ¿Qué te inspira de la vida?
R- ((Todavía no salimos del shock del ‘NO’. Pero da igual, nos tenemos fe)) L.A Woman de The Doors ((temazo)); Calamaro, un maestro ((Nos sugiere la canción ‘días distintos)); y la fundación deporte libre ((me pide unas líneas sobre esto))
P- ¿Qué es la fundación deporte libre?
R- La Fundación Deporte libre tiene como objetivo la recuperación y aprovechamiento de espacios públicos y abandonados, para ponerlos a disposición de la población y su uso para la practica deportiva ((dice de corrido y bien aprendido. Confiesa que le gustaría trabajar construyendo ese tipo de obras. Bonito anhelo y tremendo proyecto el de la fundación, lo bancamos con todo).
P- ¿Algún mensaje final?
R- A mis hermanos, gracias por la paciencia; a mis viejos, que los quiero; a mis amigos, que son lo más fiel que tengo; a las mujeres, que aflojen ((vamos camino a dos señoritas que andan a todo dar; eran parte del grupo de las que vimos antes de entrar)); a la Católica, que por favor nos regale una buena ((esa sí que la tiene complicada)); a Roger Federer, que es un crack; y, a Barrio Bravo, que ojalá le vaya la raja, me gusta lo que está haciendo. Que se expanda más, para que sacuda un poco a esta sociedad tan fome ((¡Esa es! Nos dijeron que SÍ. Estamos bailando, el resto, quizás algún día lo contemos)).
Ese fue nuestro héroe de hoy, Francisco, uno más de entre todos nosotros; uno que equilibra sus sueños, con el mentón, el corazón y la esperanza de dar la lucha hasta el final, como todo quien interprete el rol de la GENTE POCO IMPORTANTE, la persona de a pie, la nuestra.
Salud. #BB

Acerca de Roberto Meléndez 357 Articles
Creador de Barrio Bravo. 30 años. Viviendo en la playa y escribiendo. Delantero con poco compromiso defensivo. Galán de rachas... esperando que llegue la racha. Convencido de la validez y fuerza de esta idea. Agradecido de todos quienes le dan el aguante a este espacio. Salud.
Contacto: Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*