La juventud de hoy

En vistas de la parafernalia mediática que ha ocurrido en los últimos días respecto al tan ilustre aborto, me he visto obligado a ser testigo del lamentable, violento y grosero espectáculo montado por unos y otros.

Aunque me disguste dar mi opinión en dónde no me la preguntan, siento la necesidad de relatar mi completa y total sorpresa ante la reacción de una chiquilla muy buena moza, pero al mismo tiempo de denostable lenguaje, con la que me topé cerca del almacén de mi barrio.

Resulta que como todos los viernes venía de regreso de la feria de Dublé Almeyda y paré a tomarme un refresco en el almacén de un amigo. Mientras comentábamos acerca de lo ocurrido en nuestro venido en menos campeonato nacional “scotiabank”, entra abruptamente al local en su bicicleta una señorita de pantalones cortos. Ambos, mi compañero y el que habla, interrumpidos por la hermosa joven, quedamos por unos segundos admirando su escultural figura, por lo que momentos después cuando ella se acerca a pagar su mercadería, no dudé en felicitarla por su belleza.

No contaba este servidor con su respuesta. Dijo palabras que no puedo reproducir aquí y que antes sólo había escuchado en el camarín del liceo, dejándonos mudos y estupefactos.

En qué clase de país nos vamos convirtiendo, dónde los jóvenes de estos días le responden a sus mayores en un coa carcelario para defender sus temperamentales puntos de vista. Son los mismos jóvenes que apedrean a la autoridad en sus llamadas “marchas”, andan malolientes y limosneando cuando ingresan a sus estudios superiores y lo peor de todo, es que son los mismos jóvenes que alunizan en locales comerciales y ‘portonean’ a dueñas de casa decentes en sus domicilios.

Son conductas gestadas en la crianza pacifista y querendona que no le enseña al infante el respeto necesario para conducirse con decoro por la vía pública. Si se comportan así en la calle, no quiero imaginar cómo lo harán en sus casas. Vendría siendo hora que nuestros maleantes de cuello y corbata o también llamados “políticos”, legislen en pos del respeto y la decencia, ya que éste es un virus que se propaga rápidamente por nuestra sociedad, reclutando a cada joven de familia endeble.

Salomón Retamal, psicólogo.

Acerca de Roberto Meléndez 414 Articles
Creador de Barrio Bravo. 30 años. Viviendo en la playa y escribiendo. Delantero con poco compromiso defensivo. Galán de rachas... esperando que llegue la racha. Convencido de la validez y fuerza de esta idea. Agradecido de todos quienes le dan el aguante a este espacio. Salud.
Contacto: Twitter

2 comentarios en La juventud de hoy

  1. Salomón,

    ¿Podrías ser más específico con lo que le dijo a la muchacha y lo que ella respondió?

    Aunque sea cambiando las palabras (por si tu decoro te impide reproducir los garabatos), porque se me hace ambigua la reacción de la chica si no está bien contextualizado.

    Y con respecto al análisis de sociedad que se hace a partir del caso particular, bueno, claro que la gente en general anda más intolerante y agresiva, no sólo la juventud, pero me pregunto ¿será efectivamente por su crianza? ¿O es en gran medida por las condiciones políticas y económicas? Me puedo seguir explayando pero mejor espero tu respuesta.

    De antemano muchas gracias.

    • Principiando, buenas tardes y cómo LO encuentra este día? Ya no recuerdo lo que dijo esa niña, ha pasado mucho tiempo y ahora en mi casa hay puras tables que no se operar bien, pero le aseguro que la señorita no se olvidó de mencionar a mi madre. El contexto era la simple felicitación por su belleza.
      Los políticos siempre han sido iguales, todos ladrones y perdóneme que le diga, pero en mis tiempos, había menos comodidades que hoy. Con decirle que mi santa esposa siempre me tuvo la camisa olorosa y planchada, y eso que la lavaba a mano. Le aseguro que ninguna mujer hace eso hoy en día.
      Sin Duda, estamos ante una debacle moral y no me extrañaría que cualquier día de estos el señor haga una gran barrida con toda la inmundicia de nuestra sociedad

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*