La ilusión de Alexis

Alexis, entremedio de Bayern Münich, generó una ilusión.

Cuando el equipo alemán aplastaba desde su juego intenso, amplio en la cancha y decidido, el 7 gunner con arrojo niveló el partido. Porque el tramite se resumía en un conjunto inglés sobrepasado, que tiritaba en el repliegue; mientras los bávaros con semblante prepotente subtitulaban a través del toque y el uso de los espacios “tienes miedo, lo sé”.

Sin embargo, el de Tocopilla, aún cuando explotaba con los gestos reclamando que los suyos salieran del fondo, el enfoque era uno solo: pedirla, siempre pedirla. Y una vez le llegó generó el primer arranque concreto que hizo salir a los otros 10 del pasmo; una falta y amarilla para Hummels. Con todo, el esfuerzo personal no era suficiente a un paseo que se resume en Lahm centrando con 9 rivales mirando en área propia, sin atacar el segundo adelante.
Cosas raras que tiene el fútbol, luego de un aislado tiro de esquina, Lewandowski le cometió penal a Koscienly. Claro, ahí fue Alexis y se paró a 11 metros de Neuer. No, definitivamente no es la mejor faceta del chileno, y sacó un remate liviano que el portero contuvo. Pero no se quedó mirando la escena con fatalidad, al contrario, insistió un voleo que no conectó, no obstante, el balón seguía ahí, y rodeado de rivales, puso el pecho y ahora sí la volea cruzada se transformaba en gol. No necesitó de un penal, necesitó de sí mismo. 1-1.

La actitud del chileno traspasó la energía, generó dudas en el rival, y Arsenal tuvo un par, siempre con Sánchez influyendo.

Pero fue solo una ilusión de Alexis.

El segundo tiempo puso las cosas en orden, Bayern Münich abofeteó la quietud de un equipo displicente que hace juego con el lánguido perfil de su técnico. No ganaron ninguna dividida, dejaron sueltos los lugares relevantes y la lucha se transformó en apaleo, tragándose la boleta.

Vidal, por su parte, no perdió ninguna, pegó, molestó y distribuyó con la clase habitual, haciendo migas dentro de un equipo de verdad, donde el arquero impone, los punteros corren entre matorrales, los volantes no necesitan de cariño, el 9 es 9 y el técnico tiene el triunfo en la mirada. 5-1, llave cerrada.

Alexis, en tanto, demostró lo que vale, mucho, pero el fútbol es de 11 y por eso nos gusta tanto. Que Arsenal no está a la altura del chileno ya se sabe. #BB

Acerca de Roberto Meléndez 414 Articles
Creador de Barrio Bravo. 30 años. Viviendo en la playa y escribiendo. Delantero con poco compromiso defensivo. Galán de rachas... esperando que llegue la racha. Convencido de la validez y fuerza de esta idea. Agradecido de todos quienes le dan el aguante a este espacio. Salud.
Contacto: Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*