Hasta que bajó Cobresal

Hasta que bajó Cobresal. Un eterno candidato a la “B” que, año a año, de todas las maneras imaginables e inimaginables, secaba el barro en el desierto. A veces con raja, otras veces con campañas solventes, en algunas arrimado arriba, sorprendiendo. Incluso hace dos años, contra todo pronóstico y El Salvador anegado, supo salir campeón.

Por Cobresal han pasado jugadores buenísimos, como Iván Zamorano, Rubén Martínez, Ronald Fuentes, Charles Aránguiz. Y otros quizás no con tanto cartel pero que lo han dado todo y se nota; Manuel Pedreros, el pelado Viligrón, César Díaz o el mismo Ever Cantero. Acá solo hay mencionado ocho nombres pero, naturalmente, son muchos más. Cuando se repasan los últimos treinta años del fútbol chileno, Cobresal está ahí, siempre metiendo la cabeza en el anuario de la foto. Solo un paso en falso en 1999, en el resto, siempre presente. Con un golazo a velocidad de altura, arrodillando grandes, sacando mochas y sirviendo de vigilia.

Y aunque nunca ha tenido una hinchada masiva, sin duda ha sido un digno representante del honesto -y puta que honesto- sentimiento de sus hinchas. Estos seguramente no tendrán tantas victorias, pero vaya que tienen pelotas de aguante. Y buenas historias. Y viajes. Y derrotas…
Alguna vez leí en un libro de Stendhal que la mejor manera de llegar al corazón era hiriéndolo. Desde ahí supe que ser villano pagaba, y también, en parte, por qué es tan adictivo esto del fútbol: al final gana solo uno y sabiamente no siempre.

El murmullo llevaba años en el ambiente hasta que habló. Y lo que todos creímos que sería algo normal, ahora nos sienta un poco extraño. Ya no tendremos a un tan firme, obvio y común candidato para la balanza del descenso. Y ese club que para muchos era secundario, desnivela como si los pensamientos, desde hoy, estuvieran cojos.

Hasta que bajó Cobresal, y sabiendo que se retira Totti, mi sobrino ya pololea y mi amigo el Laucha ahora usa camisas, como que ya lo echo de menos. #BB

Acerca de Roberto Meléndez 376 Articles
Creador de Barrio Bravo. 30 años. Viviendo en la playa y escribiendo. Delantero con poco compromiso defensivo. Galán de rachas... esperando que llegue la racha. Convencido de la validez y fuerza de esta idea. Agradecido de todos quienes le dan el aguante a este espacio. Salud.
Contacto: Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*