El salud a Pedro Engel

Messi se arranca por primera y única vez en el partido. Es el minuto 90 y la jugada está escrita. Marcelo Díaz duda si bajarlo, ya tiene amarilla y Lavezzi corre solo por el costado izquierdo. El del Barcelona la abre y el ‘pocho’ la cambia rápido al otro lado, por donde viene Higuaín. La pelota se arrastra por el área y parece llegar la fatalidad de siempre, en la última jugada. Segundos después, volvimos a respirar, el delantero del Napoli no llegó del todo cómodo y la desvió a dos metros del arco. Toda la vida fue gol, menos el sábado.

Mi mamá me llama por teléfono de vez en cuando. Siempre es lo mismo, me pregunta: ¿Has comido bien? ¿Lavaste tu ropa? ¿Cambiaste las sabanas? Y cosas de ese tipo. Mi respuesta siempre es un ponderado, monosilábico y mentiroso, sí. Luego me cuenta un rato sobre la vida de alguien a quien yo claramente no conozco y termina ‘pelando’ un ratito a mis hermanas, por cualquier cosa. Sin embargo, el viernes el tenor de la conversación fue otro, fue de la Copa América. Me llamó la atención pero estaba al tanto de todo y también mezclaba desde ahí sus opiniones: le gustó el juego de Perú, quedó decepcionada de James Rodríguez y le encanta Gary Medel. Cuando nos despedíamos, finalizó todo con un: ‘Tranquilo, quédate tranquilo, que Pedro Engel dijo que ganábamos’. Nunca he entendido bien esa relación un tanto metafórica y extravagante entre el horóscopo y las mujeres, pero todo sumaba a esa altura.

Cuando veo a Messi arrancar, en esa jugada, en esa jugada que fue gol toda la vida, desde lo más profundo, comencé a pensar: «Pedro Engel de la conchetumadre». Fue automático, inevitable. Luego, tras la tanda de penales y derribar todos, TODOS los fantasmas del pasado, me tomé un trago, miré como se saludaban Júpiter y Venus, e hice un salud por Pedro Engel. No le creo nada, pero al menos se arriesgó, y si queda una moraleja de esta selección, es que para avanzar, hay que arriesgarse.

Todavía no hablo con mi vieja, creo que la tengo que llamar. #BB

Acerca de Roberto Meléndez 414 Articles
Creador de Barrio Bravo. 30 años. Viviendo en la playa y escribiendo. Delantero con poco compromiso defensivo. Galán de rachas... esperando que llegue la racha. Convencido de la validez y fuerza de esta idea. Agradecido de todos quienes le dan el aguante a este espacio. Salud.
Contacto: Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*