El cambio

Pidió el cambio en el minuto 72 tras recibir un fuerte rodillazo en el muslo. Wenger miró descreído, pero Alexis insistió. La sustitución no estaba contemplada por el técnico francés que, luego del descuento con el puño del eterno Peter Crouch, rogaba por una aparición del tocopillano para alivio propio y de los suyos. Sin embargo el chileno, como nunca ocurre, pedía salir de la cancha. Su rostro expresaba incomodidad. ¿Dolor?, sí, rengueaba. El juego, no obstante, continuaba.

Y fue en ese intervalo de duda y con Welbeck sacándose el buzo, en que Alexis, parado, al fin estaba libre. Pese a ello, Ozil, quien conducía la contra, atento a todos los movimientos de su socio, no se la arrojó cuidando la prudencia. Sánchez, advirtiendo aquello, en lenguaje instintivo, descendió al trote, cruzando a campo propio. Allí estaba Monreal, con el compromiso en los pies, pidiendo el teléfono antes que el nombre. Un buen tipo. Y como tal, al ver la sombra de Alexis, se la pasó. Ya con el juguete en los pies, encendió la batería de la alegría. Tomó el cuero y avanzó a la gambeta sacándose a dos, quedando a cancha abierta, en tres cuartos, con Giroud doblemente marcado, pero por la izquierda Ozil en la diagonal. Miró a la derecha y acarició hacia la izquierda. El pase fue perfecto, el control de Ozil, no. El ataque parecía haberse perdido, pero el cuerpo de Alexis se había calentado.

Segundos después, Arsenal recuperaría el esférico y desde la derecha Holding combinó con Bellerin, y el catalán, inmediatamente, soltó un pase al centro para quien, en un segundo de insistencia que pareció eterno, le reclamaba con urgencia el pase. Era Alexis. Este controló y sabiendo que solo dispondría de un tiro más, encaró directamente al área, sin dudas, con chapa de figura y estremeció la pelota con un derechazo cruzado que se coló en la malla, cerquita del poste. Tremendo. Arsenal pasaba a ganarlo 3-1, ahora sí más aliviado. Tras cartón, salió de la cancha a paso cojo, claro que lleno de risa; a lo Alexis, imprudente pero auténtico. #BB

Acerca de Roberto Meléndez 365 Articles
Creador de Barrio Bravo. 30 años. Viviendo en la playa y escribiendo. Delantero con poco compromiso defensivo. Galán de rachas... esperando que llegue la racha. Convencido de la validez y fuerza de esta idea. Agradecido de todos quienes le dan el aguante a este espacio. Salud.
Contacto: Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*