Con cariño, Lucas

Te vimos caminando al arco y lo supimos. Todos lo sabíamos: este se caga. Bravo ya había estado al borde de pinchar la de Aguero, mostrando que no era cosa de plantarse y elegir lado; el guardameta chileno se mostraba activo, desafiante, dispuesto. Qué partido fue, pero qué final. Cuando Argentina la movía y apuntalaba a la Roja, Marcelo Díaz se iba expulsado. Parecía ser el cause de un desenlace amargo. Sin embargo trasnochó la prepo trasandina, volviendo al semblante altivo, exigiendo la copa a patadas. De guapo se toparon con sus miedos y refrescaron el amor propio rival. Los nuestros se rebelaron, cerraron los espacios como equipo, aullando como perros salvajes hambrientos. La solidaridad vencía el arrebato de una pertenencia que se gana, no se versa. Roja a Rojo, la pelota al piso y el manejo quedó para el vigente campeón; mientras el ampuloso aspirante naufragó en la dependencia de su 10, quien lo intentó mas la muralla tenía fuego celoso. Bravo quitó el aliento en el suplementario, mientras el resto regaló piernas y aplomo para despistar el camino obvio del destino publicitario. ¡Cómo querían la Copa! ¡Cuánto la necesitaban! A 11 metros la tuvieron; lejos, muy lejos. Biglia, todos te vimos y nos frotamos las manos: ¡Ibas Pálido! Cruzaste el compromiso, pero el capitán te vio el miedo en los ojos, como tragaste saliva, como escuchabas el temblor de tus rodillas. Y ahí fue; fuimos todos. Y la tapó; te la tapamos. El resto lo hizo el Gato, y lo demás fue celebración centenaria. Muchas gracias, Lucas. Muy feliz cumpleaños, desde Chile, con cariño. #BB

Acerca de Roberto Meléndez 414 Articles
Creador de Barrio Bravo. 30 años. Viviendo en la playa y escribiendo. Delantero con poco compromiso defensivo. Galán de rachas... esperando que llegue la racha. Convencido de la validez y fuerza de esta idea. Agradecido de todos quienes le dan el aguante a este espacio. Salud.
Contacto: Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*