40 años del Romántico

Pocos son los jugadores que logran generar un vinculo como el que ha sido capaz de construir Francesco Totti con su club, la Roma. «Se escribe Totti; se lee Roma», dice una notable pancarta de la galería.

Solemos confundir la trascendencia, guiándonos por las medallas del éxito o el arropo de una moda. La finalidad de pertenecer al grupo de los vencedores, enumerando reglones al currículum. Pero el símbolo de la identidad no está en la victoria, por más que sea un anhelo constante, una aventura insustituible de la sangre; está en el arraigo, en el reconocimiento sincero del entorno y de los afectos. Que lo propio sea propio; desde adentro, también desde afuera. El fútbol es una cosa del cuerpo, y es esa carnalidad lo que constituye una pasión violenta, segundo a segundo exagerada. Echar raíces cuesta porque el mundo es grande y coquetear es humano; la infidelidad es volcánica, además este viaje es tan breve. Sin embargo, a veces, ocurren amores cotidianos, sencillos, esos que calman.

Totti no llenó su pieza de trofeos, pese a que capacidad tenía para comandar el equipo que fuera, pero se hizo gigante en las calles de su infancia, en la frustración constante de temporadas sin grandes logros, en el ruido de una tribuna que le ha visto su vida, y lo sigue viendo, en un latido compartido.
Pocos son los jugadores que le tiraron los billetes a la cara a Florentino Pérez y Silvio Berllusconi, dos de esos bravucones que pisan la historia a punta de chequeras. Pero Totti es Roma, Totti es fútbol, Totti es romance. Y mientras más pierde, más nuestro. Y con 40 años sigue jugando, por devoción, por insistencia, por ser un maldito testarudo de cuento antiguo. Que se vayan a la mierda los balones de oro, las Champions, y la lista interminable. Totti se lee y tiene un significado. #BB

Acerca de Roberto Meléndez 414 Articles
Creador de Barrio Bravo. 30 años. Viviendo en la playa y escribiendo. Delantero con poco compromiso defensivo. Galán de rachas... esperando que llegue la racha. Convencido de la validez y fuerza de esta idea. Agradecido de todos quienes le dan el aguante a este espacio. Salud.
Contacto: Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*