11 años de este momento

¿Alguien ha podido olvidar lo que estaba haciendo esa tarde de Sábado?

5 match points en contra en el tie break del cuarto set. Un González hecho polvo tras un bronce que lo luchó y ganó con el corazón; un Massu que quizás debía estar pensando en la final del día siguiente, la gran oportunidad de su vida.

Reivindicando a los atletas, ignorados, con ayuda escasa y tardía. Probando que se podía, revirtiendo los complejos, subsanando una cultura que todavía no comprende el valor de la practica deportiva y el valioso relato analógico que entrega.Lustre a la hazaña y a las líneas, una nación con los suspiros ahogados sin poder dar demasiado crédito. Alterando algo que parecía imposible, las derechas fluyeron rebeldes, como debía ser tras 108 años de exprimido jugo olímpico.

Palo y clase, desnudando los miedos alemanes. Kiefer y Schuettler, ya no sabían que pasaba y la locura, por estos lados, colectiva. Te tomabas la cabeza, agitado y caminabas de un lado para el otro, con el pulso acelerado, en la estrecha barrera de la ilusión y los temores.

Tenistas y amigos, cuando parecía que el sueño iba ser arrebatado, valientes en la dura, cambiaron el eje de lo habitual y de nuestro deporte. Un mazazo a la mentalidad, un impulso al espíritu.

Acabado el partido, salí raudo y alegre a buscar a una polola que llevaba horas esperándome y a la que le mentía cada 10 minutos con ese clásico: ‘voy llegando’. El partido se fue alargando y la verdad, es que era imposible que lo dejara de lado. La quería, pero esto era historia. Ella la tenía clara, me retó por costumbre, aunque fue un reto sumiso, también estaba feliz, como todo Chile.

Me gustaban sus besos, aunque esa noche fueron mucho más ricos. Cracks hasta en eso.

El vampiro y el bombardero dieron vuelta la medalla del destino, y era de oro. Massu y González, campeones olímpicos en Atenas 2004.

Prohibido olvidar. #BB

Acerca de Roberto Meléndez 414 Articles
Creador de Barrio Bravo. 30 años. Viviendo en la playa y escribiendo. Delantero con poco compromiso defensivo. Galán de rachas... esperando que llegue la racha. Convencido de la validez y fuerza de esta idea. Agradecido de todos quienes le dan el aguante a este espacio. Salud.
Contacto: Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*